Una excursión hacia el interior de Málaga

Aunque a veces no lo parezca, la oferta turística de la provincia de Málaga va mucho más allá del famoso turismo de sol y playa. Una alternativa muy recomendable, entre otras muchas, sería una excursión por algunos de los pueblos que se encuentran dentro de la zona conocida como la Serranía de Ronda y el Valle del Genal.

El atractivo turístico de la ciudad de Ronda es de sobra conocido. Su incomparable belleza paisajística, su infinidad de rincones cargados de historia y su extraordinaria gastronomía, hacen de la ciudad del Tajo uno de los destinos turísticos más apetecibles para los viajeros nacionales e internacionales.

Además de Ronda, existen en el interior malagueño toda una serie de pueblos mucho menos conocidos, colmados de belleza natural, cultural y arquitectónica que suponen una extraordinaria opción para quienes deseen adentrarse en los montes malagueños.

A menos de una hora de camino en coche de la Costa del Sol se encuentran las localidades de Cartajima y Júzcar. El primero, un minúsculo pueblo de tan solo 250 habitantes, es el municipio más alto de la Serranía de Ronda, elevándose 800 metros sobre el nivel del mar. Se trata de una villa compuesta por relucientes casas blancas de estilo morisco que parece flotar silenciosamente sobre un tupido bosque de castaños.

Júzcar es uno de esos pueblos singulares que todo amante de la fotografía debería visitar al menos una vez en su vida. Su fama viene dada por el color azul de las casas, que fueron pintadas así por exigencias del guión, nunca mejor dicho, para el rodaje de una película que tuvo lugar en la villa. Los vecinos decidieron, mediante asamblea popular, mantener el color azul en las fachadas y, desde entonces, Júzcar es popularmente conocido como ‘el pueblo de los Pitufos’.

Si estás planeando unas vacaciones y has pensado en la Costa del Sol como destino, no dejes de aprovechar la oportunidad para acercarte a conocer los extraordinarios tesoros que se esconden entre los montes del interior de Málaga.

26 abril, 2012

Deja una respuesta