Ronda, ciudad turística durante todo el año

Ronda se ha convertido en poco tiempo en una de las ciudades más visitadas de la provincia de Málaga, principalmente por su patrimonio cultural y por la belleza del entorno físico que la rodea.

A diferencia de otras ciudades, Ronda es un lugar que se puede visitar en cualquier época del año, porque cada estación tiene algo que la hace única. Sus fiestas, sus ferias, sus tradiciones, su patrimonio cultural y su enclave privilegiado, la convierten en una ciudad que todos queremos conocer porque, sean cuales sean tus gustos, busques lo que busques, seguro que en Ronda lo encuentras.

Qué hacer en Ronda en Otoño

El otoño es una época perfecta en Ronda porque el clima es suave, lejos del calor del verano y de las temperaturas bajo cero del invierno. Por eso es un momento ideal para visitar el Parque Natural Sierra de las Nieves, catalogado como Reserva de la Biosfera. Su riqueza natural y la diversidad de especies de fauna y flora lo convierten en un lugar ideal para practicar senderismo y disfrutar de la naturaleza en estado puro.

Y, por supuesto, nadie puede visitar Ronda sin conocer El Tajo y disfrutar de las maravillosas vistas de la ciudad desde el Puente Nuevo. El Tajo es un desfiladero sobre el que se erige la ciudad de Ronda. Está formado por una garganta de 100 metros de profundidad y «La Caldera», con más 47 hectáreas de superficie total.

El Puente Nuevo es un arco de piedra por el que cruza el río Guadalevín y que conduce hasta el casco antiguo, llevándote hasta las puertas de la muralla de origen árabe de la Albacara. Una visita obligada por su fascinante belleza.

En otoño tampoco debes perderte la Feria de San Francisco, la celebración más importante en Ronda de la época otoñal y una de las más antiguas de la ciudad, que tiene lugar los primeros días del mes de octubre. Una de las citas ineludibles de esta feria es la procesión de San Francisco, aunque lo verdaderamente singular de esta celebración es el concurso de burros que se organiza en el tradicional mercado de ganado.

Qué hacer en Ronda en Invierno

Si viajas a Ronda en invierno, nuestra recomendación es que hagas un recorrido por los mejores museos de la ciudad, entre ellos:

  • Museo Municipal de Ronda: Es de visita obligada no sólo para amantes de la arqueología, sino para todo el mundo, por su situación en el centro histórico de la ciudad en el Palacio de Mondragón, un precioso edificio mudéjar-renacentista.
  • Museo Taurino: Situado bajo los tendidos de la plaza de toros de Ronda, La Maestranza, ofrece información a los visitantes sobre la Real Maestranza de Caballería de Ronda a través de grabados, óleos, libros, trajes de luces, útiles taurinos, etc.
  • Museo del Bandolero: Desde el año 1995 el Museo del Bandolero cuenta a sus visitantes la historia del fenómeno del bandolerismo con más de 1.300 objetos. Se trata del único museo en España que se ocupa de este fenómeno social.
  • Museo del Vino de Ronda: Situado en una casa palacio en la que había una bodega con más de mil años de antigüedad. Cuenta con diez salas con una muestra permanente sobre la historia del vino de la ciudad. Además se puede asistir a la escuela de cata o disfrutar de fines de semana enológicos en el mismo museo.

Qué hacer en Ronda en Primavera

Al igual que la Feria de Pedro Romero, la Semana Santa de Ronda está declarada de Interés Turístico Nacional de Andalucía. Es uno de los acontecimientos más importante del año en la ciudad, pero no sólo desde el punto de vista religiosos, sino por la espectacularidad y la belleza de las procesiones.

Durante toda la semana hay un total de 15 desfiles procesionales organizados por 14 hermandades rondeñas, entre las que destacan Nuestro Padre Jesús de la Columna y María Santísima de la Esperanza el Miércoles Santo, y el Jueves Santo la Veracruz, el Ecce-Homo y el Cristo de la Buena Muerte (La Legión).

Merece la pena disfrutar de cualquiera de estas procesiones y del ambiente de recogimiento, respeto y paz que se respira por las calles de Ronda.

Qué hacer en Ronda en Verano

El verano comienza con uno de los acontecimientos más importantes de la ciudad: la romería en honor de la Virgen de la Cabeza. Se celebra el primer domingo de julio y consiste en una misa de romeros y una procesión hasta su ermita, en la que es recibida y venerada por miles de rondeños.

Pero el plato fuerte del verano en Ronda es, sin duda, la Feria de Pedro Romero, con una tradición de más de cien años y que ha sido declarada de Interés Turístico Nacional de Andalucía. Se celebra la primera semana de septiembre, aunque como preludio de la gran fiesta, desde mediados de agosto Ronda se viste de feria con varios espectáculos, entre ellos el Festival de Cante Grande. Es el más antiguo de la ciudad y uno de los más antiguos de Andalucía, pues se lleva celebrando desde el año 1968 y está dedicado al flamenco. La Gala Folklórica Internacional, dedicada a la música folklórica de todo el mundo, es otro de los preámbulos de la gran Feria de Pedro Romero.

Y si te gusta la tauromaquia, no te puedes perder la corrida de toros del sábado de feria, conocida como «La Goyesca», que se viene celebrando desde 1954. La Goyesca es una celebración con personalidad propia, un espectáculo en sí misma, porque en ella se dan cita los mejores diestros del panorama nacional. Pero lo es también por el marco excepcional en el que se celebra: la Plaza de la Real Maestranza de Caballería de Ronda.

Cómo llegar a Ronda

Una de las ventajas de ir a Ronda es que hay varios caminos para llegar desde Málaga. Desde el aeropuerto de Málaga tienes la opción de tomar la carretera A-366 dirección Alhaurín de la Torre, pasando por Coín, Yunquera y El Burgo (por este trayecto llegas a Ronda en una hora y veinte minutos aproximadamente). O bien puedes optar por coger la AP-7 (N-340) hasta San Pedro Alcántara y de ahí tomar la A-367.

En cualquiera de los casos el viaje en coche merece la pena porque es rápido y porque puedes disfrutar del maravilloso paisaje de la zona.

 

11 marzo, 2015

Deja una respuesta