Las playas de Málaga se adecuarán después de Semana Santa

Las playas de Málaga se adecuarán después de Semana Santa

Las playas de la capital de la Costa del Sol no se arreglarán hasta después de Semana Santa, ya que se prevé que durante los meses de marzo y abril puedan llegar temporales marítimos de invierno. Salvo algunas tareas de urgencia, el grueso del trabajo para la regeneración del litoral malagueño se realizará a finales de abril y con perspectiva al inicio de la temporada veraniega.

Desde la delegación de Medio ambiente no quieren desperdiciar recursos, teniendo en cuenta que el riesgo de temporales durante estos meses sigue siendo bastante alto. La decisión de posponer las tareas de adecuación puede afectar a los municipios costeros, de cara a la llegada de turistas a las playas estos días de Semana Santa, que se celebra antes este año.

Las playas de Málaga se adecuarán después de Semana Santa.

Según ha informado el responsable de Costas en Málaga, no tendría sentido verter arena en las playas antes de que finalice el invierno ya que si se produce un temporal, el mar se va a llevar toda esta arena con toda seguridad.

En previsión de que existan zonas que puedan estar afectadas por el oleaje antes de la próxima época estival, el Ayuntamiento tiene previsto actuar de forma puntual en aquellas playas que lo demanden, para ponerlas a punto hasta que termine el invierno.

Igualmente, el grueso de las actuaciones que se realizarán en el litoral malagueño, se desarrollarán entre finales de abril, mayo y junio. Todo para garantizar que las playas no se vean afectadas una vez arregladas.

Las playas de Málaga se adecuarán después de Semana Santa.

Estas tareas de adecuación cuentan con un presupuesto de 1.120.000 euros, a los que hay que añadir otros 200.000 euros del contrato de conservación y mantenimiento del litoral de Málaga, para que se puedan hacer frente a las incidencias que surjan y que tienen un plazo de ejecución máximo de 12 meses.

Para la regeneración de las playas se van a utilizar más de 300.000 metros cúbicos de áridos, procedentes de los aportes de los ríos Fuengirola, Guadalhorce y Vélez-Benamargosa. Una cantidad similar a la del año pasado.

Además de estas aportaciones de arena y reperfilado de playas que se realizaron en 2014, se llevaron a cabo otras actuaciones en diversas localidades para eliminar restos peligrosos, mejorar el acceso a las playas, retirar especies invasoras y colocación de cartelería.

5 marzo, 2015

Deja una respuesta