La ruta de Fray Leopoldo de Alpandeire

Nacimiento del río Genal, Igualeja.

Una nueva ruta turística de carácter rural se esta gestando en el interior de la provincia de Málaga, gracias a la reciente beatificación de Fray Leopoldo de Alpandeire. Un interés creciente por conocer la vida y obras del religioso malagueño, sumado a la belleza sublime del paisaje de su región de origen, atraen cada vez con más frecuencia a los amantes del senderismo hacia una de las zonas menos habitadas y conocidas de la Serranía de Ronda. Hablamos de la comarca del Alto Genal.

Este hermoso río nace en medio de las montañas y discurre con parsimonia por un valle prácticamente virgen, cuyo entorno natural constituye uno de los tesoros paisajísticos de la provincia de Málaga. La ruta de Fray Leopoldo de Alpandeire transcurre por una serie de blancos pueblos que descansan, tranquilos y orgullosos, en ambas orillas del Genal.

Se trata de una travesía rural que resulta especialmente adecuada para ser recorrida a pie, haciendo honor a los grandes peregrinajes de aquel monje capuchino nacido en 1864. Además, la sencillez de los caminos y la amabilidad de la gente de sus pueblos, se corresponden a la perfección con la personalidad de Fray Leopoldo de Alpandeire.

Para acceder a la ruta desde la Costa del Sol malagueña, se puede tomar la carretera que une Marbella con San Pedro de Alcántara, para después tomar el desvío de la A-397 que conduce a Ronda. Apenas unos kilómetros antes de llegar al término municipal de la Ciudad del Tajo, encontraremos un desvío que nos llevará al primer pueblo de la ruta, Pujerra.

Desde ahí, y ascendiendo hasta el nacimiento del río Genal, encontraremos los pueblos de Cartajima, Júzcar, Faraján, Igualeja, y Alpandeire. Localidades que cuentan con un considerable atractivo turístico para los amantes del ámbito rural. Hermosos bosques de castaños, molinos antiguos, dólmenes, una excepcional gastronomía y una arquitectura genuinamente andaluza que apenas ha variado con el paso de los años, son algunas de las muchas cualidades que ofrecen los pueblos de la ruta de Fray Leopoldo de Alpandeire. Además, a medida que la ruta se vaya popularizando, se contempla la instalación de varios miradores, así como un centro de información turística.

Así pues, ya sea por devoción religiosa o por el puro deleite de los sentidos, la ruta de Fray Leopoldo de Alpandeire constituye una opción perfecta para un fin de semana de recogimiento personal o en buena compañía.

21 junio, 2012

Deja una respuesta