La laguna de Fuente de Piedra, paraíso de los Flamencos

En los años que las lluvias son abundantes, la Laguna de Fuente de Piedra es una visita casi obligatoria para los amantes de la naturaleza, y especialmente de las aves. El humedal y su entorno se convierten en un oasis de vida y belleza.  Su forma es elíptica y se llena gracias a las lluvias, al flujo subterráneo procedente del acuífero y al agua aportada por los arroyos de Santillán y El Humilladero. Cuando aumenta la evaporación en primavera la sal queda cristalizada en la superficie, por lo que desde época romana era utilizada como salina.

El ave emblemática de este paraje natural del norte de la Provincia de Málaga es el Flamenco Común (Phoenicopteus ruber roseus), que a principios de primavera llega procedentes de África por miles para alimentar y criar a sus polluelos, formando una de las poblaciones flotantes de aves más importantes de Europa. Pero no solo se pueden ver estas aves, también se pueden avistar la pagaza piconegra, la gaviota reidora y la picofina, el chorlitejo patinegro, la cigüeñuela o la avoceta.

La laguna, que está declarada Zona de Especial Protección para las Aves, es la más extensa de Andalucía con 1400 ha de superficie, y cuenta con un centro de visitantes, además de una red de caminos, pasarelas sobre el agua y miradores. Todo un paraíso para los aficionados a la fotografía de naturaleza, que de marzo a julio disfrutarán de un entorno realmente bello, rodeado de colinas sembradas de flores de muchos colores, preciosas aves y el espejo natural que ofrece la propia laguna.

Para llegar a este humedal privilegiado tomaremos la A45 desde Málaga dirección Antequera y, sin entrar en esta población, nos desviaremos por la A92 hacia Sevilla hasta la localidad de Fuente de Piedra. Desde el casco urbano del pueblo la señalización es muy buena y solo hay que seguir las indicaciones hasta llegar a la laguna.

4 octubre, 2012

Deja una respuesta