Juego del Cántaro en Montejaque 2016

Juego del Cántaro en Montejaque 2016

El Día de Andalucía, el 28 de febrero, se celebra en el municipio malagueño de Montejaque, entre la comarca de Ronda y la sierra gaditana de Grazalema,  el famoso Juego del Cántaro.

Se trata de un tradicional juego que se organiza en Montejaque, en el que se participa por equipos de seis personas (o equipos de tantas personas como cántaros haya disponibles), donde el cántaro, protagonista del juego, vuela por los aires en un círculo delimitado en la gran plaza del pueblo, con una enorme cruz.

Los equipos se colocan en ese gran círculo y el cántaro va pasando de unos a otros, de manera que, si la vasija no se rompe, se amplían los círculos concéntricos, haciendo que el juego sea cada vez más complicado. Las personas a las que el cántaro se les cae de las manos y se hace añicos, se van eliminando poco a poco. Al ir eliminando a participantes y a equipos, la distancia desde la que se lanza el cántaro es cada vez más grande, lo que dificulta y hace más divertido el juego.

La tradición de este juego se remonta al siglo pasado, antes de la llegada del agua corriente a Montejaque, porque las mujeres tenían que recorrer las calles del pueblo para llenar de agua sus cántaros de barro en la fuente pública y llevarlos a casa para cubrir las necesidades domésticas y de sus familias. Para evitar tener que hacer varios viajes al día, decidieron llenar dos cántaros, uno de los cuales se colocaban en la cabeza (con un pañuelo como protección para evitar heridas) y el segundo, en el cuadril derecho del cuerpo (entre el muslo y la cadera, aproximadamente). Las mujeres más fuertes y más valientes se atrevían a transportar un tercer cántaro en el cuadril izquierdo.

Pues esa tradición, ahora que ya no hace falta ir a la fuente del pueblo para abastecerse de agua, ha quedado en una fiesta popular y el cántaro ha tomado un nuevo papel en las fiestas de Montejaque, hasta hacer que el Juego del Cántaro se convierta en Fiesta de Singularidad Turística Provincial.

22 febrero, 2016