Istán, una experiencia a través del tiempo

Istán es un pequeño pueblo escondido en las profundidades de la Sierra de las Nieves en el interior de la provincia de Málaga. Se trata de una hermosa villa de empinadas cuestas y fachadas encaladas que rememoran el pasado andalusí de la comarca. Por sus calles estrechas discurren numerosas acequias que conducen orgullosas el agua cristalina que mana de la sierra. Istán es uno de esos pueblos que merece la pena visitar. Además de su belleza arquitectónica y su espectacular tradición gastronómica, cuenta con un valor añadido para los amantes de la naturaleza.

Se trata de un gigantesco y antiquísimo castaño que se encuentra en la zona conocida como Hoyo del Bote. Es, probablemente, el árbol más antiguo que existe en toda la comarca y con sus trece metros de perímetro fue declarado Monumento Natural por la Junta de Andalucía.

Los lugareños se refieren a este árbol milenario como el Castaño Santo y en torno a este majestuoso ejemplar giran numerosas leyendas que lo dotan además de un importante atractivo de carácter histórico. Se dice que fue testigo de la rebelión de Sierra Bermeja en los albores del siglo XVI y que, bajos sus ramas, Fernando el Católico celebró una misa en acción de gracias allá por 1501. También se cuenta que, casi un siglo después, Luis Ponce de León, Duque de Arcos, acampó en aquel mismo cerro junto con sus 4.000 hombres tras poner fin a la rebelión morisca de 1517.

Para acceder a éste árbol se ha de tomar la carretera que une San Pedro de Alcántara con Ronda y seguir por ella hasta llegar al Cortijo de la Fuenfría, aproximadamente durante 12 kilómetros. Desde este punto se puede acceder a una pista que discurre por la cima que separa las aguas del río Guadaiza y el Hoyo del Bote, la cual nos llevará hasta una bifurcación cercana a los Cerros del Duque. Aquí hemos de tomar el desvío de la derecha y posteriormente a 1 km, tomar el desvío que nos acerca al río Hoyo del Bote.

Ya sea por devoción a la naturaleza, a la historia, a la arquitectura o al buen comer, Istán es uno de esos lugares que merece la pena visitar. Si buscas una experiencia tranquila pero con un toque de aventura, no dejes escapar la oportunidad de visitar este fantástico pueblo del interior de Málaga.

2 mayo, 2012

Deja una respuesta