Málaga y su reducto arquitectónico

Mercado de Salamanca

Mercado de Salamanca

La historia de Málaga es, en cierto modo, similar a la de muchas ciudades de Andalucía. En primer lugar, la ciudad fue fundada por los fenicios, y después tuvo varias dominaciones diferentes, incluyendo la griego, romana cartaginesa, y árabe. El dominio de los árabes, que abrió sus puertas al mundo por esta parte de España a través del comercio, acabó con lo que hoy se recuerda como la Reconquista, proceso que supuso el fin de los sultanes y el comienzo de lo que podría llamarse el dominio de los Reyes Católicos.

Todo esto ha hecho que en Málaga una rica variedad de estilos de arquitectura pueda trabajar junto a la belleza natural existente. Así que vamos a centrarnos en lo que, desde un punto de vista urbanístico, esta ciudad tiene que ofrecer tras relajarte después del viaje en uno de los hoteles en Málaga con Expedia.es.

Entre las características más llamativas está sin duda el Mercado de Atarazanas, donde, como su nombre indica, tiene lugar el mercado principal de la ciudad. Es un mercado cubierto instalado en el interior de un edificio cuya construcción se inició a finales del siglo XIX por el arquitecto Joaquín de Rucoba. Lo que hace que este mercado sea diferente de los demás es la presencia de un estilo moderno con rasgos típicos del arte árabe. Pero el de Atarazanas no es el único mercado de la ciudad. Si quieres conocer  otro pintoresco mercado adéntrate en el barrio de El Molinillo, donde se encuentra el de Salamanca. El Mercado de Salamanca se caracteriza por tener dos puertas de entrada de estilo árabe en el que se monta un techo de metal moderno. Una joya arquitectónica que data de las primeras décadas del siglo XX.

Vamos a avanzar en el tiempo y llegar a los cincuenta. Precisamente en 1956, año en que vio la luz el Edificio de Viviendas «Desfile del Amor». Diseñado por José Joaquín González Edo, es un ejemplo clásico del modernismo español.

Si eres un amante del modernismo, o simplemente quieres conocer la arquitectura de Málaga, no te pierdas el Palacio de Miramar, un edificio que data de los años veinte situado en el barrio de La Caleta. La peculiaridad del Palacio se encuentra en el estilo arquitectónico que le ha llevado a convertirse en uno de los edificios más famosos de la ciudad. El movimiento armónico de las líneas de la fachada combina bien con el juego del Interior, donde alternan elementos clásicos con características típicas del arte bizantino. Estos edificios históricos también se asocian con villas y palacios, edificios religiosos y fortalezas árabes: una convivencia curiosa que es el guardián de las privilegiadas expresiones artísticas de las diferentes culturas y civilizaciones de Málaga.

13 febrero, 2013

Deja una respuesta